lunes, 10 de agosto de 2009

Manual del militante de ETA (II)


  • Nota: Este documento ha sido copiado de forma literal del original, descubierto en un "zulo" de la organización terrorista ETA ; De esta forma, tanto el argot utilizado, así como los juicios y errores que contiene, solo son atribuibles al autor /res del citado manual.

INFORMACION

Una vez llevada a efecto cualquier estrategia, debe continuar la información, de tal forma que nos permita valorar los éxitos y fracasos, y nos sirva para calibrar todo el contexto de reacciones, motivaciones e influencias, esto como escuela de futuras operaciones.

Lo esencial en una organización, es tener buenos informadores, en realidad un informador, debe de ser un profesional preparado y adiestrado a tal fin; Esto es en teoría, en la práctica nos limitaremos a lo sumo, a tener unos cuantos profesionales y el resto de la red que debe ser muy amplia, estará constituida por gente sencilla y ocupada en sus quehaceres personales o familiares, este detalle a su vez puede ser bueno, pero para que sea rentable debe seguir un método disciplinado.

El mayor defecto de las redes de información, es siempre su dejadez, el abandono, la falta de método, y el poco interés que se presta a los cometidos encomendados. Esto unido a una extraña alergia a rellenar informes escritos o hacer grabados, hacen del informador, un elemento casi nulo si se le deja a su criterio. De vez en cuando, o en determinados momentos (emocionales), como atentados, represión, detenciones, etc., nos vendrán uno tras otro con informes imprecisos, más bien rumores, apreciaciones personales, etc., pero no es el método ni es rentable.

En consecuencia, la cuestión radica en que dispongamos de una amplia red, que abarca todos los sectores, pero que esta red no se duerma. Así es preciso hacer que el informador natural o popular se profesionalice, o al menos se responsabilice, tarea ardua pero posible. Para conseguir buenos resultados seguiremos los siguientes principios:

A) Elegir meticulosamente los agentes de información, dando prioridad a aquellos que reúnan las condiciones precisas, tales como seriedad, responsabilidad, sentido de observación, etc., y a poder ser entre personas ya maduras, a excepción de las que se deben ocupar de los ambientes juveniles.

B) Dotar al agente informador de cierta formación profesional, bien por medio de cursillos, manuales, etc.

C) Dotar al agente informador en determinados casos de material técnico, telescopios, micrófonos, máquinas fotográficas, teleobjetivos, etc.

D) Simplificar la información y marcar los objetivos y objetos a observar de forma clara y precisa, por medio de las hojas de formación o cuestionarios de información.

E) No dejar nunca al agente informador "dormirse", que es su tendencia natural, estar siempre "sobre él", animándole, ayudándole, y exigiendo su rendimiento.

PRINCIPIOS DE UNA BUENA INFORMACION

Para conseguir una buena información, seguiremos minuciosamente unas reglas técnicas, poniendo especial interés en su consecución, puesta a punto y continuación. No bastará organizar la red de información; Será preciso estar continuamente trabajando sobre ella, suprimiendo a aquellos que no funcionan y buscando continuamente nuevos canales, fuentes de información, militantes.

La información es como un objeto metamórfico, es decir que cambia continuamente de forma y lugar, así que no podremos contentarnos con lo que tenemos, si no que estaremos siempre al día de los acontecimientos, y buscando los lugares donde éstos se desarrollan.

PRINCIPALES NORMAS DE UNA RED DE INFORMACIÓN

1º.- ALCANZAR TODOS LOS LUGARES
A escala nacional debemos alcanzar todos y cada uno de los lugares y rincones de nuestras ciudades, pueblos y barriadas, no debe quedar nada ni nadie sin que esté bajo la vista, escucha y observación de nuestros informadores. Así controlaremos escuelas, colegio universidades, y todo tipo de centros de enseñanza de niños o de mayores, fábricas, talleres, almacenes, oficinas, depósitos, supermercados, tiendas, etc., organizaciones políticas, sindicales, culturales, artísticas, deportivas, científicas, etc., bien sean legales o clandestinas, organismos públicos, ejército, policía, fuerzas paramilitares, cruz roja, bomberos, socorristas, etc., todo tipo de clubes, sociedades, bares, discotecas, club nocturnos, etc., hospitales, asilos, residencias, sanatorios, etc., y todo lugar, allá donde exista o pueda existir un núcleo de personas en activo o en pasivo.

2º.- DEFINIR CON PRECISIÓN QUE ES LO QUE SE QUIERE SABER.
Para que el agente informador no se pierda o embrolle en falsas apreciaciones, y sobre todo para que no se centre en informarnos sobre sus apreciaciones personales o emocionales, debemos darle muy claramente marcado y especificado su trabajo a desarrollar.
Cuando se trata de vigilar a una persona concreta, debemos orientarle en qué consiste esa vigilancia, especificando qué datos concretos nos interesan; Por ejemplo los siguientes:

- A donde suele ir y conque frecuencia
- Que vehículos emplea, que rutas son las habituales en sus traslados y desplazamientos.
- Conque personas se relaciona, que hace con ellas, el tiempo que esta, las veces que se juntan.
- Que material transporta, paquetes, maletas, objetos, donde los lleva, conque frecuencia y a quien.
- Que desplazamientos largos efectúa, cuanto tiempo suele estar ausente.
- Que signo de bienestar y riqueza muestra, gasta mucho dinero o poco, alterna lugares caros o populares, etc.
- Toma precauciones en sus desplazamientos, cambia de ruta, horarios, va acompañado, va armado.

Así mismo, cuando se trata de observar un cuartel, una universidad, una población o cualquier cosa, todo deberá esta perfectamente especificado y marcado, así no corremos el riesgo de no recibir información, y si la recibimos, ésta suele ser confusa, incompleta y desviada la mayoría de las veces. Con este fin, dispondremos de las diversas hojas y cuestionarios confeccionados para la red de información.

3º.- RECIBIR LA INFORMACION CON SUFICIENTE ANTELACIÓN.
La eficacia de una red de información, no solo radica en disponer de buenos agentes profesionales. Quizás tan importante como esto, es su capacidad de disponer la información a tiempo, para ello organizará sus correos y archivos, de tal forma, que éstos estén capacitados para recibir, seleccionar, y confrontar la veracidad de la información, en un mínimo de tiempo, de forma que el mando pueda conocer con suficiente antelación, todo el contexto de la situación general o particular, para así poder estudiar, decidir y confeccionar la estrategia necesaria para las futuras operaciones, disponiendo a vez de esta forma, de tiempo suficiente para completar detalles.

4º.- CRIBAR LA INFORMACION.
Es ésta una de las tareas del secretariado de la red, deben de ser expertos y profesionalizados aquellos que se ocupen de recibir la montaña de informaciones, llegada de todos los rincones, de todos los estilos, y escritos bajo cualquier estado de ánimo.

Respetando el contenido y su estilo, no obstante la criba se hará, quitando todo aquello que no sirva o no interese, y poniendo un especial interés en buscar posibles informaciones destinadas a la “INTOXICACION”, bien por ser el informante un posible agente doble o simplemente éste ha captado un “ mensaje informe” del ene migo que trata de "intoxicarnos". La criba reducirá la información seleccionando su verdadero contenido.

5º.- SELECCION Y VERIFICACION DE LA INFORMACION.
Todo el paquete de información debe ser minuciosamente seleccionado, una vez cribado y apartado lo inservible, el resto será pasado a limpio, distribuido y clasificado por temas, objetivos, asuntos, cuestiones, etc.

Según el método adoptado, siempre ha de llevar la fecha de su selección y clasificación, se pasará a verificar y comprobar su grado de veracidad, bien por comprobaciones naturales o bien empleando otros agentes, a veces puede emplearse el propio agente informador.

6º.- COMPLETAR LA INFORMACIÓN.
Muchas veces nos encontramos con grandes lagunas en la información, por negligencia del informador, o por imposibilidad de éste. También por llegar a la conclusión de que necesitamos saber datos o circunstancias en las que habíamos pensado, y cuales, nos son' precisas para el buen funcionamiento de las operaciones, por ejemplo, sabemos que X vigilado se reúne con XX que no sabemos quien es…. Así daremos nuevas instrucciones al agente informador, o a otros que le vigilen a XX, llamamos a esto, información complementaria (hoja retorno).

7º.- ARCHIVAR LA INFORMACIÓN.
Absolutamente toda la información debe de ser archivada por triplicada, en tres lugares diferentes, reuniendo el máximo de seguridad y de secreto con acceso muy limitado, tan solo a los jefes del aparato de información.

Deberá ser archivado por temas siguientes, un riguroso orden de fechas y como ya mencionamos, después de ser cribado, seleccionado, comprobado, verificado y completado y por supuesto con la referencia del agente informador y su red correspondiente.

8º.- METODO.
Llamamos método, a la forma metódica de hacer o llevar a efecto un trabajo, es decir, cuando practicamos un estilo más o menos efectivo con el cual nos desenvolvemos bien, y cubrimos sistemáticamente los objetivos trazados.


PRENSA

Esperando Contenido Widget ...